+ Entradas

18/2/17

+ Intentarlo [OFF]




Seguramente te paso en reiteradas oportunidades cuando te vas a dormir, cerras los ojos y das vueltas y más vueltas, sin lograr conciliar el sueño. Después de largos y eternos minutos agarras el celular y te pones a mirar que aplicación podés abrir o tal vez tenes un libro que todavía no terminaste de leer entonces es una buena opción abrirlo y seguir leyendo para esperar que el sueño venga a vos y no vos a él. Pero hay algo que es inevitable cuando uno apoya la cabeza sobre la almohada y es: MAQUINAR. Tu cabeza empieza a maquinar a toda velocidad (lo peor que lo hace durante todo el día, pero como vos estas ocupado en hacer otro tipo de cosas no te das cuenta de que lo hace de forma automática). Maquinar con preocupaciones que nos aprietan cada día un poco más, pensas en tu laburo, en el poco tiempo que tenes para vos y las cosas que realmente te gustan. También empezas a proyectar, algún sueño que sigue colgando de algún hilo se hace presente. Maquinar también es recordar cosas feas que te sacudieron a lo largo de la vida, del cual es muy posible que hayas aprendido de esa lección. También es recordar lo bueno, los momentos que están ahí escondiditos en algún rincón de ese corazón que no para de latir.

¿Por qué nos empecinamos en pensar todo lo malo que nos pasó/pasa? Se dieron cuenta que cada vez que pensamos en algo, siempre vemos lo negativo de eso. Nos angustiamos, nos trae mucha tristeza, bronca, odio. Y cuando nos queremos acordar, tal vez estamos ya casi dormidos. Nos vamos con esa carga emocional a otra dimensión y nos pesa el doble que cuando estamos despiertos. Y de ahí viene el sinfín de sueños, pesadillas. Todo lo interno cobra vida, se empiezan a mover y nos movilizan.

Me paso en muchas oportunidades, despertar llorando, agitada, angustiada. Recordar el sueño de forma nítida y no entender qué carajo estaba pasando. No sabía si había pasado enserio o solo fue un sueño que me sacudió de la nada.

Hace varios meses, empecé a implementar otro método para poder dormir (Si, sufro de un insomnio terrible) y es justamente recurrir a las cosas lindas, más bien esos recuerdos que tengo como los mejores o lo que me llenan el alma. Mi cabeza hace un repaso en cámara lenta de esos instantes, provocándome una sonrisa mágica. Logro transportarme por un instante a ese momento y todo parece real. Me viene un poco la angustia, por no poder mantener aquel recuerdo vivo. También me acuerdo que eso que me hacía bien, me daba tanta paz que mi insomnio no existía. Una paradoja, me quejo que no puedo dormir, pero esos momentos me hacen dormir en paz.

Quisiera por un ratito estar en ese lugar, con esa compañía para sentir esa paz que hace tiempo no logro encontrar en mi día a día. Anhelo muchísimo esos momentos en el que el tiempo no formaba parte de mi día, podía dormir un ratito o varias horas y no importaba. Porque eso me hacía feliz, ese entorno era perfecto.

¿Cuantas veces nos pasó que nos quisimos ir a cualquier lugar solo para sentir un aire más puro? Aunque sea el mismo aire acá que en la India. Queremos escapar a ese extraño y particular lugar donde solo es un AQUÍ Y AHORA. Donde somos realmente nosotros mismos.

Cancion: Try
Artista: Nelly Furtado

1 comentario:

  1. Pues me parece que haces muy bien, espero que logres vencer a las pesadillas ;)

    ResponderEliminar