+ Entradas

18/7/12

+ Momentos [Parte XI]

-Cierro los ojos cuando su boca parece aproximarse a la mia para sellar con un beso toda esa distancia que sentí al principio, a milimetros de su boca, mi cuerpo tiembla y un calor fuerte se desprende.. 

De su boca deja salir la frase "Todavía no es el momento"

El escalofrío habitual vuelve a mi cuerpo y plaf, me estoy tragando agua, practicamente hundida en mi propia bañera, salgo a la superficie de un tirón, agitada y tociendo. De a poco abro mis ojos a penas puedo mirar mi alrededor, todo sigue igual, la música todavía esta encendida aunque mi alma, no volvio al cuerpo. Caigo en la cuenta de que estoy sola, que podria haber sido un desastre. Con miedo, me recompongo en seguida y salgo del agua.

Mientras envuelvo mi cuerpo en la toalla, siento la voz del hombre seductor retumbar en mi oido, repitiendo la frase. Mi inconciente escava ayudandome a decifrar ese mensaje, solo se que estabamos al borde de un gran beso apasionado y no fue capaz de dar ese paso, solo se excuso con esas cinco palabras y un poco más podria haberme ahogado en mi propia casa.

Me voy a la habitación a cambiarme, me sobresalta el ruido del telefono, por suerte esta sobre la comoda, atiendo tímidamente

-¿Pronto?
-PENÉLOPE!! HIJA!! -La voz suena algo exaltada y lejana. Es mamá!
-Mamá!! ¿Cómo estan todos? -un poco desencantada por el llamado, sin motivo
-Estamos todos bien, extrañandote!, queriendo saber como va todo por Italia -Ya bajó por suerte su tono de voz eufórico
-Eh.. Bien!, por suerte todo bien, mañana tengo la entrevista con mi jefa y calculo que la próxima semana empiezo a trabajar. Mientras que estos días son iguales a vacaciones, disfruto de salir y volver tarde, aprendo un poco más el italiano. La voy llevando bastante bien. ¿Por ahí como estan las cosas?
-Nosotros bien, Tu padre en pleno viaje de negocios, si mal no recuerdo, tiene previsto dar una vuelta por allí para un proyecto nuevo, si todo sale bien, lo tendras de visita por unos días. Tu hermano en su burbuja y yo, como siempre -algo desanimada cuando habla de ella
-Que bueno!, cuando empiece a trabajar, prometo estar más conectada y mandarles mails. Hay que organizar una conversación por Skype así nos podemos ver y no se siente tanto la distancia -intentando poner paño frio a la situación no tan alegre que tiene mamá
-Me parece buenisimo hija!, se van a poner muy contentos de verte tu hermano y tu papá. Antes que me olvide, me llamo Josefina y me pidió que cuando te ubique, te diga que le escribas o la llames, te anda extrañando igual que Paloma.
-Si, yo tambien las extraño. Es fuerte el cambio, pero todos nos vamos a acostumbrar. Si te llama de nuevo, decile que en estos dias le escribo un mail. ultimamente, me olvido de la compu y me dedico a disfrutar al aire libre. No sabes que buenos paisajes hay por acá y la energia que fluye es muy diferente. Aunque me siento como en casa, excepto, sin compañia -me sonrio
-Me alegro mucho Peny que todo sea tan placentero!. No quiero molestarte más, solo queria escucharte y saber que estas bien. En estos días entonces, nos mandamos mails o hablamos en videoconferencia. -nostalgica
-Si mamá! te quiero mucho! Gracias por haber llamado, mandale un beso a todos
-Besos para vos tambien, cuidate!

Corto el telefono y lo vuelvo a dejar en la cómoda, me habia olvidado que tenia una familia, aunque me hizo bien escucharla, al menos no me siento tan sola.
Termino de cambiarme y me voy a buscar algo para tomar, en la cocina esta el reloj colgado, marca las 21.48, no es tan tarde, pero estoy algo aburrida. Busco en la heladera el un vino, tiene buena pinta. Saco una copa y me sirvo un poco. Me quedo algo pensativa, camino hasta el living, donde tengo un gran ventanal con acceso al balcón que da a la calle.

Me gusta este rincón, puedo apreciar lo que me rodea, ademas tengo una mesa con unas sillas, ideal para cualquier momento del día. Todas las calles estan iluminadas, se escucha un poco el murmuro de la gente que pasa. En el cielo una luna llena acompañada de varias estrellas. Tomo un sorbo de vino y lo dejo sobre la mesa, por suerte esta frío el trago, ayuda al calor que esta haciendo acá. Me apoyo sobre la baranda y mis ojos apuntan a la nada. Un escalofrío de nuevo, y la voz seductora en mi interior. Me vuelvo a mi, cada vez que me acuerdo de estas cosas, tengo presente al escalofrío, sera otra de las muchas cosas que tengo por resolver acá.
Siento que alguien esta chistando, miro abajo pero no hay nadie, de golpe algo cae a toda velocidad en mi cabeza, que me hace sobresaltar.

-Ouch!! -me toco la cabeza preocupada y miro arriba, veo una persona asomada de uno de los ventanales del piso de arriba
-Ey!, disculpa la forma de llamarte, no era mi intencion golpearte ¿Sois nueva?
-Si, soy nueva. No hay problema. ¿Hablas español? - intento observar un poco, pero esta algo oscuro, asi que no distingo
-Si, soy española, me mude hace tres meses, pero parece que no soy la unica -echa una risita
-Ah, que bueno!. Yo soy de Argentina. Penélope es mi nombre. ¿No queres bajar y tomar algo en casa? -Tratando de buscar una nueva amistad en medio del desierto
-Vale Penélope!, ahí bajo. -Cierra el ventanal y yo agarro mi copa para entrar y preparar otra para mi visita.

Que suerte que ya no estoy tan sola como creia, encima, la suerte de que la nueva vecina hable español me alivia bastante. Agarro la otra copa en la cocina junto al vino y llevo todo al living, cuando justo suena el timbre. Voy hasta la puerta con total normalidad y la abro. Veo una chica, diria casi mi misma edad, simpatica con cabello ondulado marrón, unos aritos generosos, no tan alta y con una sonrisa de oreja a oreja.

-Ey Penélope, un gusto soy Regina, tu nueva vecina -se tira a mi para abrazarme fuerte-
-Regina, un gusto. Podés llamarme Penny -le sonrío y la invito a pasar al departamento..



Artista: Babasonicos
Cancion: Deshoras





16/7/12

+ Encontrarnos en este momento no es casual [Parte X]

Estoy de regreso a casa, lo primero que hago cuando llego -ademas de cerrar con llave la puerta- es ir en busca de un florero para los jazmines, ni loca los tiraria. Me da mucha ternura haber recibido el ramo, pero rabia a la vez de no saber quien es. Voy directo a la cocina a buscar dentro del mueble donde hay una variedad de cosas desde platos hasta un paquete de sal. Lo veo en el fondo de la segunda repisa y lo agarro con cuidado, a veces tengo mala suerte que todo lo que toco se me rompe. Lo lleno con agua y sumerjo los jazmines. Camino hasta el living pero no me motiva dejarlos en la mesa decorativa junto a  los sillones, tengo ganas de que esten cerca mio, asi que los dejo en una de las mesitas de luz de la habitación. El aroma que tiene los jazmines me hacen volar de felicidad. Todavia es temprano para cenar, asi que voy a optar por un baño tranquilo para analizar un poco lo que me paso a la tarde.

Abro la puerta del baño, enciendo la luz. Veo mi bata ahí colgada asi que no habia mucho por hacer mas que ponerle el tapón a la bañera y girar el grifo asi va llenandose. Miro sobre una pequeña repisa unas sales de baño, aceites. No se me ocurre mejor idea que agarror y hacer una mezcla en la bañera que esta casi lista para sumergirme. Antes de sacarme la ropa, voy hasta la puerta donde hay un aparatito que esta ubicado al lado de la tecla de encendido de luz. Sigo sin creerlo, ¡por fin tengo un baño con música!. Programo algo relajante y comienza a sonar a un volumen moderado, ideal para dejarse llevar.


Me saco la ropa y la dejo sobre un mini-canasto, cierro el agua y chequeo que este todo bien, una pierna ya esta dentro de la bañera, paso la otra y me deslizo suave entre el agua serena. Apoyo mi cabeza con cuidado y cierro mis ojos. De fondo suena Chopin "Nocturno Opus N°2" -si mal no me falla la memoria- mientras me dejo llevar por la música, vienen a mi pequeños flashes, y en todos aquella mirada intensa, que parece penetrar por completo mi cuerpo. Sigo sin comprender que sucedio hoy, quién es aquella persona que esta enviando cosas. Tengo una pista, sus iniciales TM, pero es algo dificil de decifrar. -Justo a mi que me gusta hacer de detective-. Pero esta vez, me es diferente. Me interesa saber, pero me da miedo a la vez. Será porque no tengo en quien refugiarme, porque estoy lejos de todo lo que era mi vida cotidiana. Estoy en otro país, sola, no conozco a nadie pero alguien conoce más de mi, que yo misma. Todo es tan extraño, desde que llegue me siento rara, es un rompecabezas que se desmorono apenas pise Italia y creo que cada pieza, se va a ir ubicando con el correr de los días, con el correr del tiempo.

Un escalofrío nuevamente esta presente en mi, ante la imagen nitida de aquel hombre inmovil, mirandome fijamente. Siento como el aroma de los jazmines se apoderan de mi, y mas hundida en el agua estoy. Queriendo no abrir mis  ojos, queriendo acercarme a esa imagen que parece tan lejana, me dejo llevar y aquel hombre parece acercarse lentamente, cada paso que da es un latido de mi corazón más intenso, una suave brisa delante de mi cara, una nostálgia que brota desde mi alma pero una alegria incontenible.

Estamos frente a frente, aún sosteniendo la mirada, su sonrisa encantadora me deslumbra. En ese silencio profundo, acaricia con su mano mi mejilla, siento su calor interno, una ternura infinita, su aroma es como el del jazmín que nos envuelve. Una luz radiante ilumina todo su cuerpo. Mi sonrisa se va dibujando lentamente mientras una lágrima empieza a caer. Sus dedos la detienen antes de que termine su recorrido. Su otra mano pasa por mi cintura, me sostiene fuerte. Sin dirigirme la palabra, solamente habla con su mirada profunda. Cierro los ojos cuando su boca parece aproximarse a la mia para sellar con un beso toda esa distancia que sentí al principio, a milimetros de su boca, mi cuerpo tiembla y un calor fuerte se desprende...



13/7/12

+ Todo a su debido tiempo [Parte IX]


Nuestras miradas chocan de una manera muy intensa, logro ver que sus ojos son color celestes, lo denomino mas color cielo. Aunque son de esos ojos que depende el tiempo, cambian a un color más oscuro o más claro. Es una mirada muy profunda, con una mezcla de preocupación. En ese instante que ambos sostenemos la mirada, pareciera como que todo nuestro alrededor empieza a disolverse y estamos solo EL Y YO. A una distancia infima, pero que no nos impide acercarnos. Logro ver por completo a aquel hombre que entro al bar entre muchos ruidos. Es alto, delgado, de cabello oscuro -con algunas canas-. Su vestimenta es muy clásica, unos jeans con una camisa blanca y zapatos negros. Su sonrisa es bastante particular pero la profundidad de su mirada, es lo que en este momento me hace perderme. 

Caigo un instante a tierra, mi mirada estaba clavada en un punto fijo que era la nada misma, aquellas chicas que habia visto revolucionadas ya no estaban, y mucho menos aquel hombre de mirada profunda. Habian desaparecido todos por arte de magia. De golpe, se acercó el mozo con mi pedido. Ubica el capucchino y mi porcion de tiramisú a un costado, junto a un vaso de agua. Le sonrio y el se retira algo tenso.
Miro mi cuaderno y esta vacio, en ese lapso de "shock" no habia escrito nada, asi que mientras pruebo el tiramisú y el café, no se me ocurre mejor cosa que plasmar el reciente acontecimiento. Que me deja pensando si realmente sucedio, o fue producto de mi imaginacion.

La verdad, que si fuera la dueña del lugar donde compro tiramisú a veces en buenos aires, no tendria que enviarle mucho a este bar. Estaba muy rico pero me quedo con el de mi ciudad. Termino de apuntar todo lo que paso, y miro mi reloj, ya estaba cayendo la tarde y tenia que volver a casa. Asi que levanto la vista y le hago señas al mozo que me traiga la cuenta. El mozo a lo lejos asiste con su cabeza mientras yo busco la billetera en el bolso.

Cuando llega el mozo a mi mesa, lo noto algo nervioso
-Signorina il consumo è già pagata (Señorita, su consumicion esta abonada)
Lo miro boquiabierta y le respondo con un italo-español extraño
-Ma si, non pague niente (Pero, si yo no pague nada)
El mozo interpreta mis palabras y se acerca un poco más para decirme algo, en un tono mas calmo y algo secreto
-Lo so, qualcuno ha pagato per voi e.. (Lo se, alguien pago por usted y..) 


Saca la mano izquierda de atrás suyo, cuál mago encontrando el conejo en la galera. Y tiene un ramo de jazmines, con un sobre entre ellas. Sigo anonadada por la situación, sin poder decir una sola palabra. El mozo estira un poco más su brazo, dandome a entender que agarre el ramo. Lo agarro preocupada, el mozo se sonrie y esta por escaparse ante este acto romantico, pero no le pierdo el paso y enseguida reacciono


-Aspetta, mi puoi dire che l'ha lasciata?. Immagino che la persona che ha pagato tutto (Espere, ¿Me podria decir quien dejo esto?. Calculo que la misma persona que pagó todo)
-
Mi dispiace, non posso dirti nulla, solo che tutti i pagamenti. Puoi tornare in qualsiasi momento, le porte sono sempre aperte (Disculpe, no puedo informarle nada, solamente que su merienda esta paga. Puede volver cuando quiera, las puertas estan siempre abiertas) -con un tono algo ironico, no me esta echando, pero me cerro la boca de alguna forma-

Me sonrie y se va. Yo me quedo mirando el ramo de jazmines y aquel sobrecito cerrado, no puedo abandonar este lugar, sin antes, leer lo que hay en la tarjeta. Asi que con tranquilidad, desprendo el sobre y lo abro, saco la tarjetita para leer. -Por lo visto, esta escrita de puño y letra..

"Espero que no se haya molestado por haberla invitado esta merienda, sin previo aviso y más sin poder compartila juntos. Para compensar este momento tenso, sus flores preferidas"

Doy vuelta la tarjeta y una ultima frase..
"Todo a su debido tiempo" T.M

Mis alma comienza a sentir una nostalgia mezclada con alegria y lo peor de todo es que no comprendo por qué de tal efecto. Guardo la nota en el sobre y la dejo dentro de mi cuaderno que va directo al bolso junto a la billetera -previo de a ver separado la propina para el mozo, aunque no se la merece mucho- Antes de pararme, siento un nuevo escalofrio en todo el cuerpo, me quedo algo hipnotizada, agarro mi bolso, los jazmines y camino directo a la salida, pero antes paso cerca de la barra donde estaba parado el mozo, lo intercepto para preguntarle una ultima cosa..

-Mi dispiace, che era l'uomo che è entrato nei locali qualche tempo fa e rivoluzionato più persone? (Perdón, ¿Quién era el hombre que entro hace un rato al local y revolucionó a varias personas?
El mozo me mira preocupado, sin entender de quien hablaba
-Signorina, ma che l'uomo parla (¿De que hombre habla señorita?)
Noto su desorientacion, y prefiero no continuar
-No, no, mi spiace!. In tavola è il suo consiglio. Sarà un altro momento. 
(-No, nada, disculpe!. En la mesa esta su propina. Sera hasta otra ocasion.)
El mozo sonrie y emite sus ultimas palabras
-Grazie! Avere buon pomeriggio! (Gracias! Que tenga buenas tardes!)

Le sonrio y me voy rumbo a la puerta, en eso miro el reloj, eran las 18.35, creo que es hora de volver a casa. Trato de caminar con tranquilidad, pero igual, sigo preocupada, observo el rostro de toda la gente que camina en la calle, como buscando una pista de ese hombre del local. Pero ninguno se parece a ÉL. Internamente me pregunto ¿Será real?.. Me preocupo por el grado de ilusión que pueda tener, aunque por lo visto, yo sola vi esa escena en el bar. Ni siquiera el mozo se dio por enterado ¿O se habra hecho el tonto?.. No entiendo tampoco por qué lo rodeaban varias mujeres alocadas ¿Será algun famoso? -de ser asi, no le iba a pedir un autografo, me parece algo muy patetico- pero si lo fuera, tendria que conocerlo, o no, puede ser algun actor de Italia y no conozco a ningun actor italiano, asi que es lo mismo que fuera un desconocido al igual que yo.
¡Ay basta!, no puedo estar preguntandome estas cosas a mi misma. Se excede de mi personalidad seria, fría y calculadora..

Artista: Andy y Lucas
Canción: Tus Miradas

 




11/7/12

+ Remitente Desconocido [Parte VIII]

Ya pasaron varios días desde el desayuno misterioso que llego a mis manos. Todavía tengo muchos interrogantes pero sin ninguna respuesta. No logro encajar las piezas del rompecabezas. No tuve contacto alguno con alguien como para sospechar y tener un 1% de probabilidades. Ni ese gusto puedo darme. Algo frustrada, me acuerdo que mañana Jueves a las 10.00hs tengo una entrevista informal, con mi futura "JEFA". Ya me habia olvidado que mi llegada a Italia, era justamente por trabajo y tiempo indeterminado. Me acuerdo que eramos cuatro las personas que teniamos chance de viajar, y la única que tenia todo en regla para hacerlo en menos de una semana ¡ERA YO!.

Y acá estoy, sola, a miles de kilometros de distancia. En un departamento más que acogedor, una vista simple pero agradable, sin conocer a nadie y lo peor de todo, que parezco muda tratando de comunicarme con los habitantes de este pais, por verguenza no hablo mucho italiano, pero tampoco soy una experta. Me va a llevar tiempo en adaptarme y soltarme.

No pasó ni una semana desde que pise el aeropuerto de Fiumicino y todo me parecia familiar, no tuve mucha suerte de tener a una persona esperando por mi con un cartelito, al menos discreto que diga mi nombre completo y sepa que estaban esperandome. Me conformo con saber que en unas semanas, no voy a ser un bicho raro en esta ciudad, voy a familiarizarme un poco mas con mi entorno.

Escucho el sonido de unas campanitas, es mi celular que esta sobre la mesa. Distingo que es un mensaje de texto, asi que lo agarro para leer de que se trata.

 
DE: Desconocido
MSG: 
"Es muy largo el camino, es el amor LA SEÑAL!"

Abro mis ojos de tal forma que parecen saltarse, similar al personaje de "la mascara", Lo vuelvo a leer pero sigo sin comprender ¿QUIÉN ES?. Hablo con mi inconciente, diciendo que tal vez, es alguien que se equivoca de persona. Pero, no cuadra la situación, el mensaje por esas casualidades de la vida, esta escrito en español, alguien sabe que hablo español y para que me suene mas amistoso, lo hace en mi idioma. De mas esta decir, que este celular y numero, es pura y exclusivamente de acá y diria que nadie tiene mi numero nuevo. Sospecho que tal vez, sea alguna broma de mi Jefe de Argentina, pero dudo que se ponga a hacer esas cosas. Desconcertada aun mas despues de este mensaje, dispongo de unos minutos, para intentar responder y ver si tengo alguna respuesta nueva. Apreto la pantalla para escribir mi mensaje:

-"MUY LINDA LA FRASE, PERO CREO QUE TE ESTAS EQUIVOCANDO DE PERSONA"

Lo leo una vez para asegurarme de que sea claro y apreto "Enviar". El globito con mi mensaje se plasma debajo del que recibi y la barra de envio esta casi terminando, cuando de golpe. Mi mensaje aparece con un sigo en rojo (!) y un cartel de ERROR:

"DISCULPE, ES IMPOSIBLE ENVIAR ESTE MENSAJE"

Me pongo de todos los colores, no puede estar pasandome esto a mi. Cierro la ventana de mensajes y abro la aplicación donde me dice toda la información de mi plan. Chequeo

-Tiene 220 minutos libres para hablar (Dispone di 220 minuti gratuiti per parlare)
-Mensajes de texto: 322 (SMS) / Mensajes Multimedia: 350 (MMS)
-Internet: Ilimitado (Internet illimitato)

PARA MAYOR INFORMACION COMUNICARSE AL 133 / (Per maggiori informazioni contattare 133)

Cierro la aplicación, frustrada, miro la hora son 16.35, bloqueo mi celular y lo llevo conmigo hasta la habitación, creo que seria mejor tomar un poco de aire, agarro mis zapatillas rojas, busco el bolso donde tiro mi celular y saco el ipod, me acomodo un poco. Ya lista, voy rumbo a la puerta sin antes olvidarme las llaves que estan colgadas. Doy un giro y abro, miro para ambos lados, todo muy tranquilo. Cierro la puerta despacio, y voy hasta la escalera para bajar hasta PB. Solo son dos pisos, pero son mas rapidos bajarlos que subirlos. Noto que en cada piso, las paredes estan pintadas de un color diferente, es divertido distinguir el piso por el color. 

Ya delante a la puerta que da a la calle, enciendo el ipod y marco reproduccion aleatoria, auriculares ya puestos, abro la puerta, se respira un calorcito agradable, el sol pega en el asfalto moderadamente. Miro para ambos lados, noto que hay un par de autos estacionados, demasiada tranquilidad en esta cuadra. Voy a ir esta vez para mi izquierda, llegando a la esquina y un par de cuadras mas, tengo Vía Albalonga. Ando con ganas de caminar sin rumbo, pero eso si, voy a parar a tomar algo un ratito antes. 

Creo que a unas cuadra, por esta misma calle hay un lugar agradable para tomar algo -sea helado o cafe- y no estaba equivocada, el cartel de "POMPI PASTICCERIA" en grande esta algo poblado el lugar, pero hay espacio para una persona más. 
Miro y trato de ubicarme lejos de la gente que hay en una mesita para dos. Me siento, mientras voy apagando el ipod y lo guardo en el bolso que lo cuelgo al costado de mi silla. Ya tranquila, agarro la carta y busco que voy a pedir.. No tarda mucho mas de 3 minutos, cuando se acerca el mozo para atenderme..

-Buon pomeriggio
Sonrio algo nerviosa y le pido como mejor me salgan las palabras -dejando entrever que no soy de acá-
-Un cappuccino e una porzione di tiramisú -estoy antojada de probar el tiramisú por lo visto, es la especialidad acá, aunque no hay como el que venden cerca de casa-
El mozo sonrie y se retira.

Aprovecho para sacar mi cuaderno del bolso con la lapicera, me dieron ganas de escribir, cuando estaba a punto de apoyar la punta de la lapicera en la hoja, escucho un murmuro importante, levanto la vista, habían varias personas rodeando a alguien que no distingo a ver quien es, pero ya varias chicas estaban con sus celulares encendidos para sacar fotos o filmar. No me preocupo mucho, intento centrarme en mi cuaderno y escribir, pero siento un escalofrío fuerte en mi cuerpo y pareciera que estoy congelada por un momento mirando a ese pequeño grupo de chicas, cuando un hombre alto asoma un poco la cabeza entre ellas y en ese instante las miradas, a lo lejos, se chocan..

Artista: Katy Perry
Cancion: Firework