+ Entradas

13/7/12

+ Todo a su debido tiempo [Parte IX]


Nuestras miradas chocan de una manera muy intensa, logro ver que sus ojos son color celestes, lo denomino mas color cielo. Aunque son de esos ojos que depende el tiempo, cambian a un color más oscuro o más claro. Es una mirada muy profunda, con una mezcla de preocupación. En ese instante que ambos sostenemos la mirada, pareciera como que todo nuestro alrededor empieza a disolverse y estamos solo EL Y YO. A una distancia infima, pero que no nos impide acercarnos. Logro ver por completo a aquel hombre que entro al bar entre muchos ruidos. Es alto, delgado, de cabello oscuro -con algunas canas-. Su vestimenta es muy clásica, unos jeans con una camisa blanca y zapatos negros. Su sonrisa es bastante particular pero la profundidad de su mirada, es lo que en este momento me hace perderme. 

Caigo un instante a tierra, mi mirada estaba clavada en un punto fijo que era la nada misma, aquellas chicas que habia visto revolucionadas ya no estaban, y mucho menos aquel hombre de mirada profunda. Habian desaparecido todos por arte de magia. De golpe, se acercó el mozo con mi pedido. Ubica el capucchino y mi porcion de tiramisú a un costado, junto a un vaso de agua. Le sonrio y el se retira algo tenso.
Miro mi cuaderno y esta vacio, en ese lapso de "shock" no habia escrito nada, asi que mientras pruebo el tiramisú y el café, no se me ocurre mejor cosa que plasmar el reciente acontecimiento. Que me deja pensando si realmente sucedio, o fue producto de mi imaginacion.

La verdad, que si fuera la dueña del lugar donde compro tiramisú a veces en buenos aires, no tendria que enviarle mucho a este bar. Estaba muy rico pero me quedo con el de mi ciudad. Termino de apuntar todo lo que paso, y miro mi reloj, ya estaba cayendo la tarde y tenia que volver a casa. Asi que levanto la vista y le hago señas al mozo que me traiga la cuenta. El mozo a lo lejos asiste con su cabeza mientras yo busco la billetera en el bolso.

Cuando llega el mozo a mi mesa, lo noto algo nervioso
-Signorina il consumo è già pagata (Señorita, su consumicion esta abonada)
Lo miro boquiabierta y le respondo con un italo-español extraño
-Ma si, non pague niente (Pero, si yo no pague nada)
El mozo interpreta mis palabras y se acerca un poco más para decirme algo, en un tono mas calmo y algo secreto
-Lo so, qualcuno ha pagato per voi e.. (Lo se, alguien pago por usted y..) 


Saca la mano izquierda de atrás suyo, cuál mago encontrando el conejo en la galera. Y tiene un ramo de jazmines, con un sobre entre ellas. Sigo anonadada por la situación, sin poder decir una sola palabra. El mozo estira un poco más su brazo, dandome a entender que agarre el ramo. Lo agarro preocupada, el mozo se sonrie y esta por escaparse ante este acto romantico, pero no le pierdo el paso y enseguida reacciono


-Aspetta, mi puoi dire che l'ha lasciata?. Immagino che la persona che ha pagato tutto (Espere, ¿Me podria decir quien dejo esto?. Calculo que la misma persona que pagó todo)
-
Mi dispiace, non posso dirti nulla, solo che tutti i pagamenti. Puoi tornare in qualsiasi momento, le porte sono sempre aperte (Disculpe, no puedo informarle nada, solamente que su merienda esta paga. Puede volver cuando quiera, las puertas estan siempre abiertas) -con un tono algo ironico, no me esta echando, pero me cerro la boca de alguna forma-

Me sonrie y se va. Yo me quedo mirando el ramo de jazmines y aquel sobrecito cerrado, no puedo abandonar este lugar, sin antes, leer lo que hay en la tarjeta. Asi que con tranquilidad, desprendo el sobre y lo abro, saco la tarjetita para leer. -Por lo visto, esta escrita de puño y letra..

"Espero que no se haya molestado por haberla invitado esta merienda, sin previo aviso y más sin poder compartila juntos. Para compensar este momento tenso, sus flores preferidas"

Doy vuelta la tarjeta y una ultima frase..
"Todo a su debido tiempo" T.M

Mis alma comienza a sentir una nostalgia mezclada con alegria y lo peor de todo es que no comprendo por qué de tal efecto. Guardo la nota en el sobre y la dejo dentro de mi cuaderno que va directo al bolso junto a la billetera -previo de a ver separado la propina para el mozo, aunque no se la merece mucho- Antes de pararme, siento un nuevo escalofrio en todo el cuerpo, me quedo algo hipnotizada, agarro mi bolso, los jazmines y camino directo a la salida, pero antes paso cerca de la barra donde estaba parado el mozo, lo intercepto para preguntarle una ultima cosa..

-Mi dispiace, che era l'uomo che è entrato nei locali qualche tempo fa e rivoluzionato più persone? (Perdón, ¿Quién era el hombre que entro hace un rato al local y revolucionó a varias personas?
El mozo me mira preocupado, sin entender de quien hablaba
-Signorina, ma che l'uomo parla (¿De que hombre habla señorita?)
Noto su desorientacion, y prefiero no continuar
-No, no, mi spiace!. In tavola è il suo consiglio. Sarà un altro momento. 
(-No, nada, disculpe!. En la mesa esta su propina. Sera hasta otra ocasion.)
El mozo sonrie y emite sus ultimas palabras
-Grazie! Avere buon pomeriggio! (Gracias! Que tenga buenas tardes!)

Le sonrio y me voy rumbo a la puerta, en eso miro el reloj, eran las 18.35, creo que es hora de volver a casa. Trato de caminar con tranquilidad, pero igual, sigo preocupada, observo el rostro de toda la gente que camina en la calle, como buscando una pista de ese hombre del local. Pero ninguno se parece a ÉL. Internamente me pregunto ¿Será real?.. Me preocupo por el grado de ilusión que pueda tener, aunque por lo visto, yo sola vi esa escena en el bar. Ni siquiera el mozo se dio por enterado ¿O se habra hecho el tonto?.. No entiendo tampoco por qué lo rodeaban varias mujeres alocadas ¿Será algun famoso? -de ser asi, no le iba a pedir un autografo, me parece algo muy patetico- pero si lo fuera, tendria que conocerlo, o no, puede ser algun actor de Italia y no conozco a ningun actor italiano, asi que es lo mismo que fuera un desconocido al igual que yo.
¡Ay basta!, no puedo estar preguntandome estas cosas a mi misma. Se excede de mi personalidad seria, fría y calculadora..

Artista: Andy y Lucas
Canción: Tus Miradas

 




No hay comentarios:

Publicar un comentario