+ Entradas

14/6/12

+ Misterioso alguien.. [Parte VI]

Amanecía, el sol apuntaba justo en el ventanal que hay en la habitación. Todavía algo dormida intento desconectarme de mis sueños y arrancar con la realidad, o sea, mi vida cotidiana. Un estirón mas y me esfuerzo para levantarme. No suelo tener buen animo cuando despierto, excepto, cuando sueño cosas lindas o haya vivido algun hecho especial la noche anterior. Este día, era la excepción. Sentí un ruido, alguien parece haber golpeado mi puerta acompañando con el sonido del timbre. Me arreglo un poco y camino -semi dormida- hasta la puerta principal del departamento. Antes de emitir algun sonido, acerco mi ojo a la mirilla, habia alguien parado de espalda. Agarro las llaves que estaban colgadas, la ubico en la cerradura y giro para destrabarla. Abro apenas un poco para ver que necesitaba el caballero.

-¿Si?.. -Se da vuelta con una paquete y un sobre-
-Buongiorno signorina, devo portare questo a te (Buen día Señorita. le traigo esto para usted) -Sonrie y extiende el regalo hacia mi, para que lo agarre-
-Non le ho richieste (No he pedido nada) -Miro de forma extraña al muchacho-
-Lo so, qualcuno ha mandato a te (Lo se, lo ha enviado alguien para usted) -Vuelve a sonreir e insiste que lo agarre-

Dudo un momento, abro un poco mas la puerta y agarro el regalo. El chico se sonrie y se retira como si nada. Yo cierro la puerta de una patada y llevo el regalo hasta la mesa. Lo empiezo a abrir con cuidado (no me gusta romper el envoltorio tan brutamente). El regalo era un desayuno, me sorprendio un poco, no esperaba que alguien me envie un desayuno y menos para "no compartirlo". No terminaba todo en ese regalo, aprovecho y voy a la cocina para calentar el café, pero antes, agarro el sobre que acompañaba al desayuno. Lo abro con cuidado, no tenia remitente. Mientras enciendo la hornalla y pongo la cafetera a calentar, saco del sobre una carta, me apoyo sobre la mesada y empiezo a leerla..



"Hoy amaneci con el deseo firme de continuar. Nunca tuve tantas ganas de entregarme hasta el final, El temor se a ido, descubri el amor en ti. Escuchando mis latidos que gritaban fuerte tu nombre, me basto sentir para entender y saber adonde ir. No se porque supe desde siempre que serias para mi, que eras lo que dios habia mandado para hacerme feliz.  Este amor eterno es mi bendicion. Un presentimiento, esto es para siempre amor..

Cansado el mundo pide que lo salve. Mi frente arde y yo espero a que tú vengas. Blancas azucenas crecen en mi pecho y hasta ti arrastra su aroma este viento. Hoy nace un niño y el otoño me sonríe. Y la ciudad febril tirita ante este encuentro. Todo conduce a ti, mientras tanto espero. Y yo que no creía en el destino. Mientras tú llegas las horas pasan clavando en mi sus agujas y en la penumbra me despierto buscándote a tientas. Mece mi cuerpo como a un árbol la tormenta y en su corteza tallo tu nombre. Mientras tú llegas, un hombre espera inquieto, escribe en el cielo blancos recuerdos del futuro y mil aves vuelan para llevarte una radiante azucena, promesa de un tiempo mejor.


Ya no sé que inventar para llenar las horas. Todas las cosas se empeñan en hablarme de ti. Y, así, te escribo, me hago un té, me duermo. Salgo de casa, me digo que estoy bien, me miento, feliz, sonrío y la tormenta se despide y en mi sonríen todos los hombres del mundo. En ti descubro siempre todos los misterios, la calma que atenúa este implacable vértigo. Y todo se ha de salvar si apareces tú. La vida es una y una es la respuesta, mi piel se quema sin tu suave sombra. Te nombran las ciudades que pisé y en cada esquina encuentro tu acertijo. Si vivo fue porque siempre esperé para entregarte mi pecho desnudo. El futuro me ha nombrado con tu voz, en ti todo encuentra una razón. Todo comienza en ti, el resto de mi vida y la razón de abrir cada ventana, la canción que resuelve mis dudas, mi delirio y mi cura. Y todo acaba en ti, los besos, cada fiesta, la raíz que bebe mis dolores, mi febril costumbre de buscarte, mis días y este hambre de ti.

Ya no importa cada noche que espere, cada calle o laberinto que crucé, porque el cielo ha conspirado en mi favor y en un segundo de rendirme te encontré. El corazón se me desarma, me haces bien, enciendes luces en mi alma. Creo en ti y en este amor que me ha vuelto indestructible, que detuvo mi caída libre. Creo en ti y mi dolor se quedo kilómetros atrás, y mis fantasmas hoy por fin están en paz. Cuando estaba a medio paso de caer, mis silencios se encontraron con tu voz. Te seguí y rescribiste mi futuro, es aquí mi único lugar seguro. Cada blanco de mi mente, se vuelve color con verte. Y el deseo de tenerte, es más fuerte. Sólo quiero que me lleves de tu mano por la senda y atravesar el bosque, que divide nuestras vidas. Hay tantas cosas que me gustan hoy de ti, me enamora que me hables con tu boca, me enamora que me eleves hasta el cielo, me enamora que de mi sea tu alma soñadora. Esperanza de mis ojos. sin ti mi vida no tiene sentido, sin ti mi vida es como un remolino de cenizas que se van volando con el viento. Yo no sé si te merezco, sólo sé que aún deseo que le des luz a mi vida en los días venideros. Léeme muy bien los labios, te lo digo bien despacio".. 

Por el resto de mis días, quiero ser tu compañía


El café estaba super quemado, apago el fuego como si nada, pero hay algo claro en todo esto, que el mejor desayuno de mi mañana, es cada una de esas palabras escritas en un papel.. Cada palabra resuena en mi alma, y esta estalla de felicidad, desborda de amor.. Aún con ese misterio de no saber quien es, me basta para empezar mi nuevo día de una manera algo particular..

1 comentario: