19/11/10

+ Detenidos en un momento (OFF)


Para transitar algunos dolores, para poder abrirnos a ellos hay que animarse a perdonar. Perdonar es soltar la culpa, dejarla ir. La culpa es un ancla que nos detiene. Al perdonar, al soltar la culpa, nos soltamos nosotros. Nos permitimos avanzar. Castigarnos una y otra vez por algo que no podemos cambiar nos detiene en el tiempo. Hay que salirse de la huella, de esos pasos que nos llevan una y otra vez al mismo camino. Perdonar, perdonarse, es crecer. Hay que animarse a avanzar, a no repetir las mismas respuestas a los mismos problemas. Nos cuesta perdonarnos y eso nos destina a quedarnos congelados en el error que cometimos. No perdonarnos es nuestra forma de castigarnos. Perdonar es más que perdonar a otro, es entender que no somos culpables de las impotencias de los otros. Cuando repetimos aquello que nos hace mal en realidad es nuestro interno por repararlo. Es un intento porque aquello que fue no sea. Cuando volvemos al mismo sentimiento buscamos la chance de cambiar lo que pasó. Un imposible. Perdonarse es soltar la culpa de existir. Hay deseos muertos, que nos atan, nos detienen en el camino. Están los otros, los que nos empujan, los que nos abren el camino. Los deseos muertos quieren cambiar lo que no se puede cambiar. Nos hacen mirar atrás, niegan el perdón y la posibilidad de perdonar. Perdonar es dejar en el pasado lo que es el pasado. Es acomodar ese trauma en donde corresponde. Es reconstruir desde las ruinas. Es cerrar esa puerta. Es dejar que el tren avance. Es volver a jugar el partido. Es afirmar la propia identidad. Es animarse a ser otro. Es superar nuestros miedos. Es enfrentar nuestros miedos. Es luchar contra nuestros demonios. Es reencontrarse con uno mismo. Perdonar y perdonarse es soltar eso que nos tiene detenidos en el tiempo, y al fin poder avanzar.

5/11/10

+ El mundo es mas feliz, con vos bajo el sol!

De antemano se que las palabras no me van a alcanzar, que me voy a ir por las ramas y que sobretodo, me voy a poner a llorar (como una bolida) y bastante babosa.

Un día como hoy (5 de Noviembre) pero del 2009, a las 13:44 daba a luz a un ángel. Un ser lleno de luces multicolores. Un bebe que sabia, que venia a cambiarme la vida por completo.
Ese bebe tiene un nombre "Bautista". El, es el que me enseña todos los días a no perder la fuerza y seguir adelante. El que con solo una pavada, me hace reir a carcajadas -Y de esas risas que ya los adultos, las dejamos de lado-. El que me pide constantemente que este a su lado. practicamente pegada a el. El que me tira del pelo y me da besos. El que duerme todas las noches al lado mio y que llora a la mañana para despertarme y que le traiga su mamadera. Y que me quiere despertar a toda costa despues de tomarla.
Y tengo tantas cosas mas para decir, pero no me puedo acordar de todo ni tampoco expresarlo por aca. Porque no se trata de expresarlo escribiendo, se trata de sentirlo, de vivirlo.


Solo me queda decir, que hoy es su primer año de vida. Su primer año en este mundo y cuanto le falta recorrer todavia. Simplemente como madre, me comprometo a darle lo mejor de mi y a enseñarle todo lo que este a mi alcance.


No me queda mas que decir que: FELIZ CUMPLE BOMBONAZO! TE AMO CON TODO MI CORAZON..
"El mundo es mas feliz, con vos bajo el sol"

4/11/10

+ ¿La vida es un sueño?

Hace un tiempo bastante, que vengo usando una cinta de color violeta en la muñeca izquierda. El violeta, para aquellos que no lo saben significa –Transmutar- Hago esta breve introducción, porque me acorde que hace poco –unos meses quizás- tuve esos sueños lucidos, esos sueños mas que reales. Voy a contarles lo más que me acuerdo de eso para poder darle sentido a todo este texto.
No recuerdo del todo la situación, pero se que habían pasado varias cosas en la calle. Había empezado a llover y no sé si me había caído o estaba caminando rápido, cuando tropecé con un hombre (del cual no recuerdo su cara –en el sueño no pude verla-) y me agarra de mi brazo para ayudarme, me pidió disculpas. Cuando me está por soltar la mano, observa la cinta violeta, en el cual se queda en un segundo de shock y se larga a llorar –mientras yo no entendía que le pasaba- me aprieta hacia su pecho y me abraza fuerte. Lo único que reproducía su voz era la siguiente frase “Yo sabía que algún día te iba a encontrar, no lo puedo creer... no lo puedo creer”. –Mientras yo seguía sin entender que quería decirme, hasta pensé que se había confundido de persona- Hasta que me alejo unos cm y le digo: -No sé de que hablas, me podes explicar? A lo que él responde: La cinta, tu cinta y levanta su mano izquierda y señala su cinta. A lo que agrega: Vos sos esa persona que siempre busque. Esta cinta era la señal más clara para encontrarte. Siempre dije que el día que encontrara a esa mujer que tanto anhele tendría la misma pulsera y la misma se iba a terminar desprendiendo. –Quede un poco shokeada con el comentario del muchacho- pero sin darme cuenta, comencé a llorar y esta vez fui yo la que lo volvió a abrazar, tal fue la cosa que las cintas, realmente se desprendieron de nuestras muñecas sin ninguna explicación –o si- Toda esa escena termino con un beso más que profundo.
Después de ese beso, me desperté de aquel lugar y lo primero que hice fue mirar mi cinta en la mano y me sentí algo extraña. Sentí que ese sueño, me estaba dando una punta de algo que pueda llegar a venir.
Hasta el día de hoy, jamás estuve en esa situación como la que viví en el sueño. Pero, quien dice, tal vez se haga realidad –o no- ¿Me sorprenderá una vez más la vida? . Qué lindo es soñar y más cuando sentís que todo eso es real..

Picture: El diario de una pasion (The Notebook) - Pelicula